Himno Nacional de Chile

Ón Vicipéid, an chiclipéid shaor.
WD Bosca Sonraí Saothar CeoilHimno Nacional de Chile
Himno nacional de Chile(portada).jpg
Cuir in eagar ar Wikidata
Foirm cheoil amhrán náisiúnta Cuir in eagar ar Wikidata
Sámpla ceoil Cuir in eagar ar Wikidata
Tonúlacht mórghléas E-maol Cuir in eagar ar Wikidata
Cumadóir Ramón Carnicer
Liriceoir Eusebio Lillo
Teanga an tsaothair nó an ainm An Spáinnis
Musicbrainz: e3d3e1da-ab7c-3d53-ba55-44c78ac07971
Himno Nacional de Chile

Is é Himno Nacional de Chile amhrán náisiúnta na Sile. Chum Ramón Carnicer an fonn agus scríobh Eusebio Lillo na liricí.

Liricí [1][cuir in eagar | athraigh foinse]

Spáinnis[cuir in eagar | athraigh foinse]

Dulce Patria, recibe los votos
con que Chile en tus aras juró
que o la tumba serás de los libres
o el asilo contra la opresión.

I
Ha cesado la lucha sangrienta;
ya es hermano el que ayer invasor;
de tres siglos lavamos la afrenta
combatiendo en el campo de honor.
El que ayer doblegábase esclavo
hoy ya libre y triunfante se ve;
libertad es la herencia del bravo,
la Victoria se humilla a su pie.

II
Alza, Chile, sin mancha la frente;
conquistaste tu nombre en la lid;
siempre noble, constante y valiente
te encontraron los hijos del Cid.
Que tus libres tranquilos coronen
a las artes, la industria y la paz,
y de triunfos cantares entonen
que amedrenten al déspota audaz.

III
Vuestros nombres, valientes soldados,
que habéis sido de Chile el sostén,
nuestros pechos los llevan grabados;
los sabrán nuestros hijos también.
Sean ellos el grito de muerte
que lancemos marchando a lidiar,
y sonando en la boca del fuerte
hagan siempre al tirano temblar.

IV
Si pretende el cañón extranjero
nuestros pueblos, osado, invadir;
desnudemos al punto el acero
y sepamos vencer o morir.
Con su sangre el altivo araucano
nos legó, por herencia, el valor;
y no tiembla la espada en la mano
defendiendo, de Chile, el honor.

V
Puro, Chile, es tu cielo azulado,
puras brisas te cruzan también,
y tu campo de flores bordado
es la copia feliz del Edén.
Majestuosa es la blanca montaña
que te dio por baluarte el Señor,
y ese mar que tranquilo te baña
te promete futuro esplendor.

VI
Esas galas, ¡oh, Patria!, esas flores
que tapizan tu suelo feraz,
no las pisen jamás invasores;
con su sombra las cubra la paz.
Nuestros pechos serán tu baluarte,
con tu nombre sabremos vencer,
o tu noble, glorioso estandarte,
nos verá, combatiendo, caer.

Tagairtí[cuir in eagar | athraigh foinse]

Nasc seachtrach[cuir in eagar | athraigh foinse]